domingo, 19 de febrero de 2017

Una escapada por la isla de La Palma.

La pasada de semana, desde el 8 de febrero de 2017 y hasta el día 12, en compañía de nuestros familiares Pepe y Juani, viajamos en el barco de la compañía Armas desde el puerto de Los Cristianos en Tenerife hasta Santa Cruz de la Palma, con la intención de disfrutar de esa preciosa isla unos días.






Nosotros, la isla de La Palma hace ya unos veinte años la visitamos, en época en la que aun estábamos trabajando, disfrutamos en ella 10 dias de unas vacaciones navideñas, así que ya teníamos ganas de vivir de nuevo esta maravillosa isla canaria y los numerosos atractivos que esta ofrece a sus visitantes.













Los canarios nos habían comentado que desde la última vez que habíamos visitado La Palma, ésta había cambiado mucho, pero después de esta visita, esta no ha sido nuestra sensación, nos hemos encontrado con muy pocos cambios de lo que ya conocíamos.

























Denominada  como " la isla bonita", la Palma es una isla del archipiélago canario adscrita y perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, tiene una población de 81.486 habitantes, por lo que es la quinta isla más poblada de Canarias. La Palma también ocupa el quinto lugar en extensión de las islas canarias con una superficie de 708,32 km² y es tras Tenerife, la segunda de Canarias en altitud con los 2.426 metros del Roque de los Muchachos.

























Esta isla volcánica por el extraordinario paisaje que nos ofrecen sus profundos bosques de vegetación prehistórica, parece que está pintada de color verde. En ella, se puede conectar con la naturaleza bajo uno de los cielos más limpios del mundo para observar las estrellas, relajarte en una de sus acogedoras playas o hacer una excursión entre volcanes y barrancos.






























La Palma es una isla que alberga la mayor superficie boscosa de todo el archipiélago canario, tanto de pinos como de laurisilva, lo que hace de este maravilloso enclave, ser un atractivo destacado para aquellas personas que les guste disfrutar de la naturaleza y el mundo rural. En cuanto a la agricultura, los cultivos principales son el plátano de Canarias y la vid.
















Desde 2002, toda la isla es Reserva de la Biosfera, siendo, tras Lanzarote, y El Hierro, la tercera isla canaria a la que la Unesco reconoce con esta protección. En el centro de la isla se ubica el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, el cual es uno de los cuatro parques nacionales con los que cuenta las Islas Canarias.










Nosotros en el corto espacio que hemos estado en la isla, hemos recorrido de ésta  todo el perímetro marítimo de norte a sur y de este a  oeste, aparte de una buena parte de los espacios centrales que abarca el parque nacional de La Caldera de Taburiente, El Roque de Los  Muchachos y El Centro de Interpretación de estos impresionantes espacios naturales. Tambien hemos disfrutado mucho de la arquitectura rural, la gastronomía o el paisaje de poblaciones rurales como San Andrés, Barlovento, Fuencaliente, Tazacorte etc. Asi como de la capital de la isla Santa Cruz de La Palma, una ciudad pequeña en la que resulta muy agradable pasear por sus calles.








Visitar la capital de los palmeros y recorrer su precioso casco antiguo, sobre todo de noche, resulta una visita obligada e inolvidable. Es una ciudad entrañable, de tradición marinera, con animadas calles en las que uno puede disfrutar de la bonita y bien conservada arquitectura de sus edificios, en los que destacan las casas balconadas de su animada avenida marítima y las numerosas casas palacio   de la Calle Real. Sin duda, la capital palmera ha sabido conservar perfectamente los valiosos testimonios de su distinguido pasado, dejando una notable huella en sus edificaciones civiles y religiosas.





En resumidas cuentas, viajar a la isla de La Palma a disfrutar de unos dias es una elección que, sin duda, os va a sorprender, esta pequeña isla canaria, además de la amabilidad de su gente, ofrece increíbles rincones que os harán disfrutar mucho de vuestra estancia

Pedro Ansorena y Senia Bonaechea.